fbpx
24
Oct

El marketing mix se trata de un estudio de estrategias de aspecto interno, generalmente desarrollada por las empresas para el análisis de los cuatro elementos básicos de su actividad: producto, precio, distribución y promoción. Su finalidad es la de conocer la situación de la compañía y poder diseñar estrategias puntuales de posicionamiento posterior.

Fue Neil Borden, quien en 1959 “inventó” el término Marketing Mix, creando un listado de –en ese entonces– doce elementos que consideraba indispensables para cualquier profesional dedicado al marketing. Sin embargo, con el paso del tiempo, se redujeron a las cuatro que normalmente estamos acostumbrados a escuchar como las 4P’s del marketing: precio, producto, plaza (conocida como distribución), y promoción.

Las 4P’s del Marketing

PRODUCTO

Este elemento no solo abarca al producto mismo, sino también a suplementos como garantía, atención al cliente, etc.

DISTRIBUCIÓN

En este elemento se encuentran todos los canales posibles por los cuales será trasladado un producto, desde su fabricación hasta que pertenezca al consumidor. Se toman en cuenta aspectos como el lugar de almacén, puntos de venta, métodos de envío o delivery, etc.

PROMOCIÓN

Este elemento se relaciona con todas las maneras que utilizará la empresa para dar a conocer un producto y así incrementar sus ventas. En esta variable encontramos a la publicidad ATL y BTL, relaciones públicas, marketing digital, etc.

PRECIO

Este elemento se describe a sí mismo, el precio del producto, después de los respectivos estudios para concretarlo.

Como en muchas de las estrategias de marketing, la función y/o finalidad del marketing mix es incrementar la satisfacción del cliente con el producto o servicio, para finalmente fidelizarlo y convertirlo en un cliente frecuente que además de comprar el producto, lo recomiendo a su entorno cercano como amigos, familiares o compañeros de trabajo, si es que estos no han tenido la oportunidad de probar el producto.

Otro punto muy interesante, es que los encargados de realizar el marketing mix de un producto o servicio deben considerar el tiempo en el que deseen conseguir los objetivos que se hayan propuesto. Estos, dependiendo si son de corto o largo plazo, deben ser precisos, ya que hay variables como el precio, que no son sencillos de modificar en cualquier momento.

Marketing Mix en la era digital

Con el paso de los años, la modernización de la publicidad y el marketing, y –sobre todo– el cambio del comportamiento del cliente, se han establecido cuatro nuevas siglas, diferentes a las antes mencionadas, estas son: consumidor, costo, conveniencia y comunicación, también conocidas como las 4C’s del marketing.

CONSUMIDOR

La intención primordial dejó de ser vender cualquier producto que se pueda producir, ahora es primero estudiar al cliente, conocer sus deseos, sus preferencias, y sobre todo sus necesidades. Las empresas deben entender y pensar como sus clientes, así lograrán producir un producto que sea beneficioso para él, ya que es quien finalmente tomará la decisión final al momento de la compra.

COSTO

Hay una diferencia entre el costo y el precio. El precio es un porcentaje pagado por el cliente, mientras que el costo es el total de los factores que influyen en el producto para el cliente. No solo se toma en cuenta el precio del producto, sino lo que el cliente tardará en llegar hasta su ubicación, o el esfuerzo que hará para poder adquirirlo. Lo importante ahora es que el costo sea más bajo, no necesariamente el menor precio.

CONVENIENCIA

Se le da importancia a la distribución del producto en los lugares más convenientes para el cliente, como se detalla en la variable anterior. El cliente adquirirá un producto que se encuentre en un lugar accesible para él, es decir, donde más le convenga. El objetivo es hacer un producto rentable y simple de obtener.

COMUNICACIÓN

La evolución de “Promoción”. Ahora, la opinión, y sobre todo la relación que el cliente pueda tener con el producto es muy importante. Como se mencionó antes, se debe conocer al cliente, saber sus gustos y preferencias. La comunicación requiere interacción entre el vendedor y el consumidor, es ahí donde se emplean nuevos recursos como las redes sociales, que ahora son fundamentales para generar un vínculo y establecer un enlace por el cual pueden interactuar.

Todas estas variables deben ser tomadas en cuenta para una estrategia correcta y poder conectar lo suficiente con los clientes actuales, que como mencionamos anteriormente, son más exigentes y desean sentir la experiencia que la marca les pueda ofrecer.

Añadir comentario